Y de repente veo que tengo superpoderes

Por Gema Trinidad, Técnica de Proyectos de Conkistadores, La Nueva Formación.

Como si me hubiera picado una araña mutante o me hubiera alcanzado un rayo de energía cósmica, aquí estoy. Con algún superpoder que otro que no dejo de utilizar en cada momento.

Todo comenzó allá por el mes de marzo, cuando creía que todo era perfecto. Eso de las pandemias solo aparecían en los libros de historia. Y, ahora, en la lejana China. Pero, jamás de los jamases llegaría a España, ni a Extremadura, por supuesto que ni a Mérida, mi ciudad, y, mucho menos, a mí. Y no porque haya sido una de las personas que ha sufrido la enfermedad, que no ha sido el caso, sino por vivir la experiencia, la aventura del confinamiento y las medidas de contención impuestas y recomendadas para frenarla, contenerla y evitar el contagio y la propagación de la misma.

Lo que se avecinaba como una primavera maravillosa, con un tiempo espectacular para pasear, disfrutar de la naturaleza, estar en compañía de todos los seres apreciados, queridos, amados… De un día para otro, se convirtió en otro tipo de primavera; una primavera en la que la primera situación, y más significativa para mí, fue entender qué es un confinamiento.

Y no solo lo entendí, sino que lo apliqué y lo sigo aplicando.

Y aquí estoy, confinada y viviendo esta nueva situación. No sin altibajos, pero viviéndola. Cada día es una experiencia, un aprendizaje, una aventura: mi propia CoronaAventura.

En este punto es cuando soy consciente de la nueva primavera que se avecina; cuando empiezo a descubrir. Descubrir que se van a producir muchos cambios y empiezo a dudar de mi capacidad para adaptarme a ellos (miedo, angustia, ansiedad, incertidumbre, soledad, ahogamiento, tristeza…).

Un sin fin de emociones, pensamientos y sentimientos que algunos días me dominan pero que, tomándome una cervecita con todos ellos, consigo que me aporten luz y se marchen para dar paso a otros que me dan la fortaleza suficiente para afrontar la nueva realidad que tenía ante mis ojos.

Y es entonces cuando llegaron los superpoderes.

Cuando estamos privados de algún sentido, por ejemplo, la vista, es el resto de sentidos el que empieza a desarrollarse y agudizarse. Si cerramos los ojos y dejamos de ver con ellos, podemos centrarnos en lo que oímos, en lo que tocamos, en lo que olemos. En definitiva, en lo que sentimos.

Pero, ¿qué ocurre cuando se nos priva de la libertad? No es un sentido, pero si un sentimiento de privación de algo. Y aquí es donde los superpoderes entran en acción.

El ingenio, la creatividad, la capacidad para relacionarse con los demás, la imaginación, la paciencia, la positividad, la gestión emocional, la adaptación al cambio, y un largo etc. Pero yo me quedo con uno: DESCUBRIR Y VALORAR EL DETALLE, descubrir qué hay detrás de lo que se hace, de lo que no se dice, de lo que no se ve a simple vista.

Te pongo un ejemplo: en este momento de confinamiento, el uso del teléfono y todo tipo de tecnología ha aumentado significativamente para comunicarse. El móvil es el estrella de todo esto. Jamás había realizado tantas videollamadas como ahora, ni hablado tanto por él. Pero reconozco que es la mejor opción de mantenerse unido al resto del mundo y mantener una sonrisa. 

Las conversaciones telefónicas que mantenía antes eran mucho más concretas y explícitas que las que mantengo ahora. Escuchaba un “te echo de menos” y bastaba. Era lo que necesitaba oír; lo que me gustaba oír. Ahora he dejado de escucharlo para empezar a sentirlo. Cuando te llaman cuatro o cinco veces al día y te escriben diez o doce mensajes entre llamada y llamada, te das cuenta que no necesitas escuchar ese te echo de menos, porque ya estás sintiendo que se te echa de menos.

Descubrir esto hace que sienta cada conversación, cada palabra, cada detalle como lo más valioso. Y se convierte en lo que me llena de energía y hace que sonrían, no solo mis labios, sino también mi corazón.

Gracias por hacer sonreír a mi corazón cada día.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies