Las 5 habilidades que definen al líder de una empresa innovadora y prometedora

Las 5 habilidades que definen al líder de una empresa innovadora y prometedora

Los líderes de las empresas de hoy son los que consiguen que su equipo sea más feliz, puesto que el talento personal es el mayor activo que tienen actualmente las compañías.

Para lograrlo es imprescindible intentar hacer las cosas de manera distinta, motivar al equipo, tener inteligencia cultural, ser positivo, paciente, honesto y humilde.
Las 5 actitudes que debe tener el líder de una empresa innovadora
El líder de hoy es una persona que logra que los miembros de su equipo sean más felices

El líder de una empresa prometedora es alguien capaz de seducir y de conectar con el mayor activo que tienen las compañías a día de hoy: el talento de las personas que forman parte del proyecto.

Esta nueva tendencia en el liderazgo de empresas puede sonar como algo extraño para más de uno. El liderazgo siempre se ha asociado con la gestión de los recursos humanos o con la consecución de objetivos, no tanto con la felicidad. Ahora todos estos elementos están relacionados entre sí.

Los emprendedores que consiguen elevadas cuotas de felicidad en su equipo hacen que su empresa sea mucho más eficiente. Los resultados llegan solos en estos casos.

Ariana Marín, emprendedora de Fun*das bcn, es un ejemplo de este tipo de liderazgo:

El líder de hoy es aquel que está más enfocado en su equipo de trabajo, que está más abierto a nuevas posibilidades y que, en definitiva, a menudo se pregunta:

“¿y si hacemos las cosas de forma diferente a como se han hecho siempre?”.

Esta tendencia tampoco es tan revolucionaria como puede parecer a bote pronto. El hecho de intentar hacer las cosas de manera distinta llevó a un emprendedor de Busdongo (León) que montó una pequeña tienda de ropa a convertirse en la mayor fortuna de España. Te estoy hablando de Amancio Ortega, fundador de Inditex. En otro post te cuento cómo lo logró 😉 

El líder de un equipo es aquel que se gana la admiración y el correspondiente reconocimiento de su gente

Como emprendedor debes centrarte en el ambiente de trabajo de tu proyecto. De lo contrario podrás ser el jefe, de acuerdo, pero nunca serás un líder, tu empresa difícilmente será innovadora y casi seguro que no alcanzarás los ambiciosos objetivos que puedes llegar a conseguir.

Un líder no viene determinado actualmente por un cargo directivo, por unas escrituras de sociedad, por una mayoría de acciones o por el hecho de haber emprendido una idea de negocio. El líder de un equipo, a día de hoy, viene determinado por la conexión que tiene con su equipo y por el reconocimiento que le otorgan.

Estas son las 5 habilidades que debes tener para ser un buen líder emprendedor:

1- Motiva a tu equipo

Tienes que ser capaz de sacar el máximo partido al talento que está bajo tu responsabilidad. Debes hacerlo sin desgastar ni quemar a las personas. De esta manera lograrás tener a un equipo motivado.

Encuentra un objetivo común con todos los miembros de tu equipo e integra a todas las personas en el reto para que lo sientan como propio. Ese objetivo común tiene que ir más allá de, simplemente, el objetivo de la empresa.

Transmite a tu gente que todos contáis con el apoyo de la compañía y que el proyecto persigue los mismos sueños que tienen cada uno de ellos.

Cuéntale a tus trabajadores lo importantes que son para la empresa. De esta manera les estarás transmitiendo compromiso y confianza.  

El reconocimiento también es clave para la motivación del equipo. Destaca cada avance que hagan las personas que estén bajo tu responsabilidad, por pequeño que sea.

Valora las propuestas y las ideas de los demás, no les restes crédito. Reconoce siempre los méritos de todos los miembros del equipo.  

La motivación por reconocimiento suele dar incluso mejores resultados que la motivación por recompensa económica.

 

2- Ten inteligencia cultural

Para que una empresa nueva tenga éxito, el líder debe saber tratar con personas de distintas culturas y nacionalidades. Esta habilidad es lo que se conoce como “inteligencia cultural”.

Necesitaremos la inteligencia cultural en muchas ocasiones. Por ejemplo:

  • Dentro de nuestra propia empresa: podría ser que el mejor profesional para una determinada función de nuestro proyecto tenga sus orígenes fuera de España o tenga una cultura diferente a la nuestra.
  • En redes sociales: el engagement que genere nuestra estrategia de marketing de contenidos nos puede abrir valiosísimas puertas con clientes potenciales, prescriptores y brand advocates de otras culturas y nacionalidades.
  • Por exigencias del guión: tarde o temprano tendremos que presentar nuestro proyecto ante personas extranjeras y negociar con dirigentes que no tienen nuestra misma cultura. Si de entrada creemos lo contrario es que no tenemos ningún tipo de ambición para nuestra idea de negocio (si estás leyendo esto es evidente que no es tu caso).

Es clave que como emprendedor seas capaz de reconocer e interpretar detalles y gestos que años atrás hubieran pasado desapercibidos para la mayoría de empresarios. Ahora las distintas culturas están totalmente interconectadas, a diferencia de lo que sucedía antes.

El mercado no sólo nos exige que pillemos al vuelo estos matices, además tenemos que sabernos adaptar a las diferentes situaciones culturales. Sólo así lograremos ser más efectivos y más eficaces, negociaremos más y mejor con personas de otras nacionalidades y alcanzaremos mejores cifras de resultados.

 

3- Sé positivo

Intenta ver el lado bueno de cualquier situación.

Instaura la actitud que de todo se aprende. Cualquier circunstancia puede ser una oportunidad para corregir errores.

Lo importante es esforzarse al máximo y ser lo suficientemente analíticos como para tomar nota de los malos tragos y evitar así que se vuelvan a producir.

 

4- Ten paciencia

Si la gestión de tu equipo no da resultados inmediatos, no te desesperes.

La impaciencia, habitualmente, nos lleva a cometer algunos errores evitables que se acaban traduciendo en malos resultados.

Siempre se recomienda ir paso a paso, no pretender alcanzar grandes objetivos a la primera e ir poniendo el listón cada vez más alto a medida que vamos avanzando.

 

5- Sé honesto y humilde

Pide consejo a los miembros de tu equipo sobre cómo puedes mejorar. Nadie es infalible y tal vez puedas estar haciendo algo que tu equipo no está viendo nada claro.

Llevar a cabo este tipo de actitudes se suele traducir en unión y en relaciones humanas fructíferas, lo que tiene consecuencias positivas directas en el liderazgo del emprendedor y, por lo tanto, en los resultados de la empresa.   

También tienes que actuar de forma sencilla y asumir tus compromisos con lucidez. El nuevo estilo de liderazgo reclama ante todo humildad.

Recuerda el estilo de Pep Guardiola, considerado el líder del mejor equipo de fútbol de la historia:

“Cuando ganamos es porque tenemos un equipo muy bueno. Cuando perdemos, es por mi culpa”

¿Tienes carácter de emprendedor líder? Aprovéchalo. Hemos puesto en marcha en Madrid, Sevilla y Badajoz un curso centrado en convertir una idea innovadora en un negocio eficiente.

[gdlr_button href=”http://conkistadores.com/programa/” target=”_self” size=”medium” background=”#e8314e” color=”#ffffff”]DESCÁRGATE GRATIS EL PROGRAMA[/gdlr_button]

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies