Si al liderazgo se le añaden unas cuantas dosis de intuición, los resultados pueden ser sorprendentes. Esta es la tesis principal de lo que se conoce como ‘liderazgo intuitivo’. Lejos de tratarse de una teoría subjetiva, está basada en principios propios de la neurociencia. ¿Quieres conocer más acerca de este concepto? Entonces, continúa leyendo.

La capacidad de liderazgo es flexible

La capacidad de liderazgo de un manager o jefe de equipo no es constante, sino que puede modificarse en el tiempo y, lo más importante, puede potenciarse e incrementarse. Esto es posible gracias a la aplicación de la intuición en la construcción de equipos o team building.

Pero no te confíes. Esto no quiere decir que un buen líder deba dejar de lado la razón o la reflexión a la hora de tomar decisiones o liderar un equipo. Lo que cobra valor es complementar ese liderazgo intuitivo con el resto de cualidades racionales.

Como es lógico, la flexibilidad a la hora de aportar intuición al liderazgo es fundamental, porque no siempre se tendrá que actuar de la misma manera. Hay muchas situaciones en las que puedes contar con información suficiente como para poder tomar una decisión en base a datos objetivos. En cambio, otras veces esa información brilla por su ausencia.

Es en estos momentos en los que la capacidad intuitiva de un buen líder puede salvarle. De lo contrario, si no la utilizara, correría el riesgo de quedarse atascado. Por lo tanto, cuando la incertidumbre y la inseguridad sean altas, la intuición del líder debe serlo también.

Según un estudio de Spain Startup, más de la mitad de startups fracasa en España. Es una cifra aplastante. Pero puedes respirar tranquilo, porque esa capacidad intuitiva que puede decidir el éxito de una organización es posible potenciarla o desarrollarla. ¿Qué conseguirás potenciándola? Tres grandes beneficios:

Mejorar tu capacidad de atención: notarás como tus canales receptivos se abren, permitiéndote percibir mucho más que si te quedas en la capa más superficial.

Aprender a interpretar: aquello que percibes gracias a tu incrementada capacidad de atención debe ser interpretado. Con talento o con mucha práctica, esa interpretación se realiza de forma mucho más sencilla y acertada.

Distinguir intuiciones de emociones: gracias a la intuición, además de aumentar tu capacidad de liderazgo y reducir el riesgo de error, aprenderás a distinguir tus intuiciones de lo que, en realidad, son solo emociones.

¿Cómo se potencia la intuición en la empresa?

Es básico que comprendas que el incremento de la capacidad intuitiva comienza con el autoconocimiento. Sabemos que cuesta, pero no es posible que potencies esta faceta si, primeramente, no asumes que cuentas con virtudes, pero también con defectos. Por lo tanto, solo si conoces tu esencia y tu verdadero potencial, serás capaz de elevar el máximo esa capacidad intuitiva.

En paralelo, también es necesario en este sentido que el líder sea generoso. Hablamos de la generosidad relacionada con la búsqueda del beneficio común, del beneficio del equipo y de la empresa. Y, por supuesto, el líder que quiera tener intuición deberá contar con una mínima confianza en sí mismo, que se consigue, entre otras cosas, gracias a la experiencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies