Hablar en público puede suponer una tarea complicada de gestionar, aunque existen personas que parecen dotadas para hacerlo de forma natural. En realidad, esto es una habilidad que se puede entrenar, adquirir y con la que puedes disfrutar cuando la dominas.

¿Por qué es necesaria la oratoria en las empresas?

Si una persona sabe hablar bien en público eso puede abrirle muchas puertas, incluso las de incentivos para empresas. 

La oratoria en empresas puede aumentar la posibilidad de mejorar la atención en las reuniones de trabajo, mejorar la credibilidad, captar clientes, liderar a un grupo de personas o ganar la confianza de un equipo. Hablar en público supone dominar una serie de competencias: desde cómo estructurar un discurso a dominar la comunicación no verbal.

¿Qué técnicas hay que controlar para hablar bien en público?

Para que puedas comenzar a dominar cómo hablar en público deberás desarrollar los pilares básicos de la oratoria.

1. Bienvenida

Los primeros dos o tres minutos son los más importantes. Es cuando los nervios están a flor de piel y necesitas meterte a la audiencia en el bolsillo.

Para comenzar con buen pie una de las mejores formas es con una historia, un objeto curioso, formulando una pregunta inclusiva y retórica o aportando un dato sorprendente. Sin duda es una parte que debes tener bien trabajada.

2. Conocimiento

Es muy importante que hables sobre un tema que domines a la perfección, o que al menos lo parezca. El conocimiento no solo debe centrarse en el tema del que vas a hablar, sino también en tu propia persona y tus palabras o acciones, ya que determinarán tu imagen frente a tu audiencia.

3. Credibilidad

La credibilidad o autoridad se consigue a través del lenguaje verbal y el no verbal. Para ser una autoridad, antes de nada debes creerte que lo eres, sino no conseguirás proyectarlo.

Controla la mirada, los gestos, la expresión facial, el movimiento del cuerpo y los movimientos de las manos.

4. Mensaje

Tu mensaje debe estar bien estructurado y contar una historia que emocione a la audiencia. Así conseguirás que tu mensaje se recuerde.

5. Cierre

Para cerrar puedes valerte de términos que hayas utilizado y que sirvan de resumen del mensaje o, por ejemplo, repetir algún slogan que hayas mencionado o una frase que pueda resumir todo aquello acerca de lo que hayas hablado.

6. Agradecimiento

Puede incluirse en el cierre o también en la bienvenida, no olvides agradecer a tu audiencia su presencia y su tiempo.

Beneficios de saber hablar en público

Aunque puedas pensar que es un martirio hablar frente a una audiencia, en realidad trae consigo una gran serie de beneficios:

– Te da carisma.

– Te ayuda a forjar tu carácter.

– Te ayuda a enriquecer tu vocabulario para poder expresarte con mayor soltura.

– Te ayuda a impactar de la forma deseada cuando hablas con cualquier persona.

– Obtienes una gran satisfacción personal.

Puedes obtener un ascenso o un mejor cargo en tu empresa.

La mejor forma de hablar en público es hacerlo de manera natural y transparente, y es algo que puede entrenarse hasta convertirte en todo un experto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies