Mucho ha llovido desde que en marzo de 2020 que el Gobierno de España inició un Estado de Alarma que forzó la aplicación del teletrabajo en muchas empresas. Y muchos días después, continuamos teniendo esa sensación de trabajo forzoso. ¿Tu equipo está preparado para seguir así más tiempo?

El teletrabajo no es algo que se haya inventado en el 2020. Existe desde hace tiempo, y desde 2010, aproximadamente, los avances tecnológicos nos lo hacen mucho más fácil

A pesar de que haya sido una posibilidad que ha estado ahí, muchas organizaciones no se lo había planteado de manera recurrente. Existía con el objetivo de dar flexibilidad a esos trabajadores que pedían una mejor conciliación laboral-personal. Pero no todos tenían esa facilidad.

No te decimos nada nuevo con que el teletrabajo tiene sus pros y sus contras. Y más en la situación actual por la que pasamos. Por ello, en el post de hoy, vamos a enumerar algunas disfunciones que hemos detectado en la coordinación de equipos remotos

1. Falta de práctica en el trabajo individual de los miembros del equipo: en muchos equipos se trabaja de manera cohesionada y presencial. Si alguien tiene alguna consulta, mueve la cabeza y pregunta al compañero que más le pueda ayudar. Ahora, esta posibilidad se dificulta, ya que los equipos están distribuidos. Por lo tanto, el trabajo también. 

Lo primero que hay que hacer es repartir trabajo de manera individual. Que cada miembro sea un ente independiente que no dependa de otro para ejecutar su trabajo. Para trabajar esto de manera más eficaz, ES IMPRESCINDIBLE LA CONFIANZA. Creamos en la capacidad de cada uno para realizar un buen trabajo, y darás un primer gran paso en el trabajo remoto. Implementarás una manera de hacer más visible al trabajador. Además, éste sentirá que su trabajo es importante.

2. Utilizar herramientas de uso compartido que facilite la comunicación de equipos: como líder de equipo, te toca apostar por una comunicación contínua. Hay vida más allá de una llamada telefónica o escribir un whatsapp. Evoluciona a algo más productivo y crea una comunidad online que facilite esta comunicación continua. Y que, además, haga que el equipo vaya a la par.

Actualmente, existen multitud de herramientas colaborativas que facilitan esto: Slack, Discord, ChantyInfórmate sobre ellas y adapta la que mejor cubra tus necesidades. 

3. Reuniones no eficaces: te reunes con tu equipo pero sólo habláis de cómo están pasando esta situación. Y superficialmente de trabajo. Algo no funciona. Para ello, te proponemos que diferencies, a grandes rasgos 4 tipos de reuniones de equipos:

3.1. Reuniones semanales: en la que tratéis qué vais a hacer durante estos 5 días. Aquí, es importante que diferenciéis áreas de trabajo (una perspectiva más general del trabajo) y acciones específicas (qué hacer para conseguir que el trabajo se cumpla). Su duración tiene que ser de una hora aproximadamente, y tiene que marcar los objetivos a cumplir por todos.

3.2. Reuniones diarias: marcan los quehaceres del día, y no tiene que durar más de 30 minutos. Consiste en compartir con el equipo qué se va a hacer durante el día para, así, estar informados y sincronizados. 

3.3. Reuniones específicas: hay acciones que hay que compartir con el equipo, pero también hay acciones específicas que sólo repercuten a unos pocos. Por lo tanto, es necesario planificar reuniones de las personas implicadas y, así, liberar a los compañeros que no participen en él. 

3.4. Reuniones “ociosas”: porque mantener contacto más social con los compañeros también está bien. Por ello, de vez en cuando, está más que bien planificar una quedada para ver cómo estamos personalmente y mantener los vínculos sociales vivos en los equipos.

Para el desarrollo de estas reuniones, existen herramientas de videoconferencias gratuitas que te lo ponen fácil: Hangouts, Google Meet, Zoom, Skype…

4. ¿Nadie se queja? ¡Crea el conflicto!: y no te asustes al leer esto. Esta situación que estamos pasando no es de agrado para nadie. Y los equipos lo saben. Si el tuyo no ha presentado alguna situación de debate, te toca causarla. Y especificamos esto. La existencia de armonía está bien, pero tal vez alguien no esté expresando lo que siente. El conflicto constructivo (no destructivo) siempre trae resultados positivos y un aprendizaje muy grande. Además, normalmente trae grandes soluciones a problemas. Por lo tanto, en reuniones de planificación de la semana o del mes, debas hacer hablar y pedir opiniones de todos. Y, así, ver cómo se sienten y sacar conclusiones para crecer como organización y como equipo. 

5. Falta de compromiso: si quieres trabajadores implicados, involúcralos, escúchalos y hazlos partícipes en la toma de decisiones. Esta situación forzosa ha hecho que cada trabajador esté en una ubicación distinta. Y éste no puede sentirse solo. Consensúa las decisiones y ve al grano con información. Mejorarás resultados, crearás un buen ambiente de trabajo y, además, tendrás trabajadores contentos. 

6. Focaliza en atención a resultados: además de lo anterior mencionado, para que la empresa continúe creciendo, necesita cumplir objetivos. Por lo tanto, trabajadores y equipos tienen que marcarse unas metas personales y grupales. Esto no es algo nuevo que haya creado el trabajo en remoto. Pero sí que ha hecho que se ejecuten de manera diferente. Tiene que existir un enfoque a resultados colectivos, por lo que todos tienen que trabajar a una. Si no es así, no se está tratando bien la importancia del trabajo en equipo remoto. Potencia esta unión de equipos. 

¿Te ves reconocido en alguno de estas difunciones? No te preocupes, que es normal. Necesitas formación y experiencia en cómo solucionarlos. Y desde Conkistadores, La Nueva Formación, podemos ayudarte. A corto plazo, si quieres continuar aprendiendo sobre el trabajo en remoto, siguemos en Linkedin y Facebook. Para largo plazo… ¿nos tomamos un café virtual?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies