El mundo actual está marcado por un cambio constante, de ahí que sea necesaria una buena gestión del cambio. Hoy en día necesitas aprender muy rápido y ser permeable a todo lo que sucede en los mercados.

El conocimiento no solo pertenece a quienes poseen muchos años de experiencia, sino que los jóvenes son clave para poder realizar correctamente la gestión del cambio en la empresa. A esto se le conoce como mentoring inverso.

¿Qué es el mentoring inverso?

La tutorización tradicional o el mentoring clásico estaba destinado a que los jóvenes pudieran aprender de las personas con más experiencia. De esta forma se mejoraba la retención del talento, la comunicación y era una forma de asumir compromisos a largo plazo con los empleados. Pero con la velocidad a la que avanzan las tecnologías y la necesidad de la transformación digital, es necesario instalar también, además de estos programas, los inversos.

Estos consisten en la tutorización que los empleados senior reciben de los más jóvenes, aprendiendo de sus habilidades o enseñanzas. Así se refuerza la cultura inclusiva y el aprendizaje intergeneracional.

Aunar la visión y la experiencia con el conocimiento de las nuevas tendencias supone que se pueda comprender mejor a los empleados jóvenes y, por tanto, es una gran herramienta con la que poder atraer talento de calidad.

Características y beneficios del mentoring inverso

Si realmente quieres que sea exitoso implantar un programa de mentoring inverso en tu compañía, es necesario que cumpla con tres requisitos fundamentales.

Apertura

Los empleados senior deben mostrar predisposición a este programa. Sin duda, esto va a plantear un gran reto, aunque merece la pena mostrarles los beneficios de este programa.

Reuniones periódicas

Si se establece una continuidad temporal a través de reuniones mensuales o semanales se consolida la experiencia en la plantilla y se mejora la comunicación intergeneracional, al tiempo que se empodera a los jóvenes empleados.

Formación de los mentores

Para poder afrontar la brecha generacional es necesario establecer un programa de formación en el que la edad no dicte el liderazgo en las sesiones. El joven mentor, que incluso será inexperto, es el que debe comunicar los objetivos y liderar.

Necesidad de una buena gestión del cambio en la empresa

La clave del éxito es la capacidad de aprendizaje. Un ejemplo de la importancia de la gestión del cambio la encuentras en Chip Conley, que tras montar en el mercado tradicional la segunda marca de hoteles boutique del mundo aterrizó con 52 años en Airbnb. Allí fue becario de métodos digitales y posteriormente triunfó como asesor estratégico, gracias a su capacidad de aprendizaje.

Los programas de mentoring inverso permite que los jóvenes muestren a los veteranos cómo manejar la tecnología, así como sus hábitos y costumbres. Además, facilita la apertura a un nuevo aprendizaje bidireccional: para los jóvenes implica el acceso a una mayor inteligencia emocional y para los veteranos el acceso a un conocimiento tecnológico que de otra forma se les escaparía.

Poder realizar adecuadamente la gestión del cambio permite la reinvención y un aprendizaje continuado que te ofrece infinidad de oportunidades. Contacta con nosotros si aún no sabes cómo hacerlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies