Deja de resistirte porque MORIRÁS DIGITALMENTE

Deja de resistirte porque MORIRÁS DIGITALMENTE

El cambio en las organizaciones o, más bien, la resistencia al cambio forma parte de un proceso de la mente subconsciente basado en la protección frente a lo desconocido. Esto no sucede de forma aislada en algunas personas, sino que afecta a la mayoría de ellas.

¿Qué factores pueden inducir la resistencia al cambio?

El 15 % de la población rechaza el cambio, otro 15 % lo busca y el 70 % restante muestra resistencia, tal y como afirma, en el libro  De líder a líder, Peter Drucker.

Si tu empresa quiere mantener la excelencia debe gestionar adecuadamente, a través de sus líderes, su capacidad de adaptación a cualquier nuevo escenario. Los factores que suelen impulsar esta resistencia son:

Personalidad anticambio

La propia personalidad de cada persona afectará en mayor o menor medida a su resistencia y a su adaptación.

Incomprensión

La falta de información acerca del nuevo escenario suele ser el origen de la reticencia al cambio, lo cual favorece la aparición de rumores infundados acerca de las consecuencias.

Creencias subconscientes

Tu propia mente subconsciente estará preparada con todos los anticuerpos necesarios para combatir cualquier agente externo que suponga un cambio.

Miedo a perder algo

Si existe la posibilidad de que se elimine algún tipo de comodidad, provocará rechazo. En cambio, si la evolución es positiva, la respuesta generalizada no será tan negativa.

Oposición

La mayor oposición frente a cualquier cosa deriva de un punto de vista diferente.

Contaminación

Las emociones son contagiosas. Esto afecta tanto a los trabajadores con una actitud positiva como a los faltos de motivación o a los empleados tóxicos.

¿Cómo superar el cambio en las organizaciones?

Para que una iniciativa de cambio tenga éxito es necesario realizar team building o construir un equipo. Para ello debes transformar tanto la mente como el corazón de los miembros de la empresa hacia la nueva cultura. Los siguientes factores son claves para poder superar los cambios en las empresas.

Compartir la visión del cambio

Para evitar la incomprensión es necesario que exista una comisión rectora que trabaje en el desarrollo del cambio. Debe encargarse de comunicar a los trabajadores la necesidad, el contenido y los beneficios del cambio.

Fijar metas a corto plazo

Si como líder estableces metas a corto plazo, alentarás la motivación de los profesionales para conseguir metas de forma progresiva.

Dar al proyecto carácter de urgencia

Al menos tres cuartas partes de los directivos deberían dedicar tiempo y recursos al proyecto. Así los empleados percibirán la sensación de necesidad imperiosa.

Eliminar los obstáculos

Debes eliminar los obstáculos mediante incentivos, técnicas motivacionales o recompensas. De esta forma los empleados comprenderán la relevancia de esta iniciativa.

El cambio ha de incluirse en la cultura

Si la cultura empresarial tiene integrado el cambio, los nuevos proyectos se adoptarán de buen grado por parte de los equipos.

Insistir en la visión

El cambio debe ser el leit motiv en cada una de las reuniones y charlas si quieres que el desarrollo del proyecto siga siendo el objetivo principal de la plantilla.

Seguir todos estos consejos y contar con nosotros como ayuda externa, hará que el cambio en las organizaciones tenga buena acogida.

Año nuevo, nuevas tendencias en la gestión de personas

Año nuevo, nuevas tendencias en la gestión de personas

La continua digitalización que están viviendo todas las esferas empresariales están dejando un escenario completamente nuevo en los departamentos de Recursos Humanos, y más concretamente en la gestión de personas. Pero ¿qué tendencias nos trae este nuevo 2019 que estás empezando?

Conoce las principales tendencias en recursos humanos en 2019

La transformación digital ha cogido velocidad de crucero y parece no tener freno, según apunta el autor Ximo Salas. Por ello, sin duda una de las principales tendencias en recursos humanos en 2019 que debes tener en cuenta ha de ser la de capacitar a todos los trabajadores con las herramientas necesarias para afrontar diferentes tipos de retos como el Big Data o el Blockchain, entre otros. La inmediatez es otra de las principales características de la digitalización.

Por esta razón, las formas de comunicación también se han visto modificadas. La comunicación interna, competencia en algunos casos del departamento de recursos humanos, es otro de los aspectos a los que debes prestar atención en este nuevo año. Se deben adoptar algunos tipos de redes sociales corporativas que permitan ofrecer una inmediatez y eficiencia propia de una sociedad digital.

En este sentido, también debes modificar la forma en las que se afronta un proceso de selección. Las compañías deben tener la obligación de reclutar el mejor talento posible, y ya no vale la simple publicación de un anuncio en un portal externo y acabar eligiendo al mejor perfil. Por ello, y especialmente en la pequeña y mediana empresa, está previsto la implantación del denominado Applicant Tracking System (ATS), para que tengas el control total de los candidatos.

Tácticas propias del marketing en recursos humanos

El denominado salario emocional es una tendencia que viene de lejos, pero que este 2019 parece haber llegado para quedarse. Uno de los retos que se te presentan por delante, además de captar al mejor talento, es conseguir retenerlo. Por ello, hay que darle motivos suficientes además del salario que le corresponde a cada uno de los empleados. El buen ambiente, formar parte de un equipo y sentirse útil son algunas de las características de un buen lugar para trabajar.

El departamento de recursos humanos ha de posicionarse como una marca empleadora que se preocupa por su plantilla. Por ello, debes prestar atención cada vez más a las actividades de outdoor training, un conjunto de juegos y dinámicas que favorecen este buen ambiente y también estrechan los vínculos de equipo, según la escuela de negocios EADA. En este sentido, también debes crear las líneas necesarias para que cualquier empleado nuevo se sienta acogido y como en casa desde el primer día.

La gestión de personas también debe llevarse de forma global como empresa. Debes suprimir cualquier tipo de actividad o acción carente de valor. Debes apostar por el desarrollo de la marca personal de cada uno de los empleados, además de acciones de responsabilidad corporativa a nivel interno como los buenos hábitos de trabajo, como el suministro de fruta de forma completamente gratuita. Sin duda, este 2019 viene cargado con nuevas tendencias en el departamento de recursos humanos y la mayoría relacionados con la digitalización.

Busca lo más vital y olvídate de la preocupación

Busca lo más vital y olvídate de la preocupación

El team building toma más sentido que nunca cuando vemos que la felicidad organizacional aumenta la productividad en un 30%, tal y como se explica en este artículo de Equipos&talento. Para ello hay que fomentar el employee engagement, que consiste en comprometer a los empleados haciendo una inversión interna para conseguir unos mejores y más rentables resultados.

Pero… ¿Sabes cuáles son las claves para fomentar esta felicidad organizacional? Te lo explicamos.

5 claves del employee engagement y la felicidad organizacional

Un esfuerzo por parte del empleado

Ya lo dice el medio de comunicación Dinero: la empresa puede incentivar y estimular al empleado, darle buenos recursos y un entorno apropiado, pero el resto depende de él. Es decir, que el trabajador no ponga de su parte para aprovechar estos incentivos o se sienta mal por motivos ajenos a la compañía escapa a tu control y al del resto de la plantilla.

Flexibilidad

Es importante que entiendas que, igual que tú, tus empleados también tienen una vida personal más allá de la empresa. Por eso es conveniente que les des cierta flexibilidad de horario y la posibilidad de compatibilizar sus asuntos propios con el trabajo. Esto forma parte del salario emocional del que seguro ya has oído hablar, y que influye mucho más que el sueldo para que una persona se sienta satisfecha con su empleo.

Un liderazgo efectivo

Un aspecto indispensable es que el liderazgo sea eficiente. Has de ser un líder y no sólo un jefe, una sutil, pero vital, diferencia. Para ello, asegúrate de ofrecer feedback a las personas que trabajan contigo y mostrar transparencia, siempre valorando el esfuerzo. Puede que ya hayas apreciado ese pequeño matiz, pero tu equipo trabaja contigo y no sólo para ti, así que debes predicar con el ejemplo.

Por otro lado, está muy bien implementar medidas innovadoras como la flexibilidad en los horarios y las jornadas de teletrabajo. Ahora bien, no sirven de nada si muestras tu desagrado cada vez que alguien se acoge a ellas. Incentívalas, pues los efectos positivos son notables.

Posibilidades de desarrollo personal

A los trabajadores les gusta sentir que su trabajo sirve para algo y que crecen profesionalmente. Por eso está bien proporcionar la posibilidad de ascender, pero también implementar programas de formación con los que adquirir nuevos conocimientos. En esto pueden ayudarte las soluciones que presentamos en nuestra web.

Buen clima de trabajo

Discusiones, silencios incómodos… estas situaciones desaniman a cualquiera. La felicidad organizacional depende en gran parte de encontrarse a gusto con el entorno, así que procura fomentar el buen ambiente entre el equipo. Para conseguirlo puedes servirte de las jornadas de team building en Sevilla, que fomentan la cooperación y el entendimiento entre compañeros.

Ya has visto que el team building, las posibilidades de aprender cosas nuevas y la flexibilidad en el trabajo son solo algunos de los elementos que mejoran el employee engagement. Ten presentes estas claves para fomentar la felicidad organizacional y aumentar la productividad en el departamento y la empresa.

Aprende de la proactividad de un niño y serás un trabajador del futuro

Aprende de la proactividad de un niño y serás un trabajador del futuro

En los últimos años, la proactividad se ha convertido en una de las conductas más valoradas. En este post te explicamos las razones por las que es importante potenciarla en un equipo de trabajo. Eso sí, ten en cuenta que ser proactivo es un arma de doble filo si no se gestiona correctamente. En el equilibrio está la clave, te lo explicamos.

Razones para potenciar la proactividad en tu gestión de equipos

Existen muchos beneficios de impulsar una actitud proactiva en la gestión de equipos que hagas en tu empresa.

1. Más implicación y compromiso

Consigues que los miembros del grupo se impliquen más en las metas y en los objetivos de la compañía porque se sienten escuchados. De esta manera, logras reforzar su autoestima y la confianza en sí mismos, con lo que se sienten más seguros a la hora de realizar propuestas que mejoren los resultados.

2. Responsabilidad y confianza

Las personas proactivas tienen un gran sentido de la responsabilidad, anteponen sus valores a sus emociones y son responsables de sus actos. Ten en cuenta que la proactividad es una conducta no es una habilidad.

3. Mejora de la comunicación

Incentivar este tipo de conductas mejora la comunicación y genera un clima de confianza mayor en una empresa. El resultado es fruto de las aportaciones y acciones de todo el mundo. El éxito compartido sabe mejor y todos los participantes se sienten satisfechos cuando los objetivos se cumplen o, por el contrario, responsables cuando no se consiguen. Así, favoreces que todos los miembros busquen nuevas soluciones y se antepongan a los contratiempos o problemas que pueda haber.

4. La toma de decisiones es más acertada y un equipo más perseverante

Cuando cuentas con diferentes puntos de vista obtienes una perspectiva diferente de un determinado escenario. Tal vez, aquello que no habías previsto lo ve uno de tus colaboradores, y con una actitud proactiva aportará una solución y se adelantará a los problemas. De la misma manera, consigues que los miembros de tu equipo estén más motivados y hagan de la perseverancia su bandera para no rendirse.

5. Se mejora la positividad y el ambiente de trabajo

El resultado de fomentar la proactividad es un equipo más implicado, ilusionado y comprometido con la empresa y con su trabajo. Todo ello se traduce en un aumento de la positividad y la mejora del ambiente de trabajo, en actitudes más humildes a la par que conductas activas que buscan nuevas oportunidades.

La formación experiencial para conseguirlo

La actitud proactiva es muy positiva, pero como te hemos comentado, también puede ser un arma de doble filo si no se sabe gestionar de la manera adecuada. Todo el equipo tiene que remar en una dirección, de manera que todas las ideas tampoco son válidas ni se podrán aplicar, y nadie debería ofenderse por eso.

Como líder de un equipo, es importante que recibas una formación experiencial tanto tu como tu equipo. ¿Por qué? Porque de esta manera conseguirás las técnicas y las habilidades para gestionar equipos y estimular la proactividad de una forma adecuada.

Cómo hacer un feedback constructivo sin cagarla

Cómo hacer un feedback constructivo sin cagarla

Los trabajadores de una empresa necesitan contar con una guía o un plan de actuación para poder ser productivos y, aunque suele ser suficiente para encauzar su labor, recibir un feedback constructivo por parte de un líder empresarial siempre mejora los resultados.

Este tipo de feedback, según un trabajo de Mónica Martín y María Inés Ferreiro, en vez de enfocarse en la persona lo hace en el rendimiento. Es decir, es un tipo de retroalimentación que no busca remarcar lo que tu empleado está haciendo mal, sino mejorar procesos, resultados y, sobre todo, maneras de trabajar.

¿Por qué deberías dar un feedback constructivo a tus empleados?

Si tienes empleados a tu cargo, el momento de ofrecerles esa retroalimentación es uno de los más importantes. De hecho, incluso aunque solo sepas darles un feedback negativo siempre será mejor que no ofrecerles ninguno, puesto que sabrán que alguien se preocupa de su rendimiento. Pero tranquilo, pues esto es un arte que puede aprenderse por medio de la formación experiencial.

Veamos cuáles son los beneficios de la retroalimentación constructiva:

– Aumenta la comunicación bidireccional y la confianza entre tus empleados y tú, creando mejores relaciones interpersonales entre vosotros.

– Facilita la eliminación de hábitos ineficaces e improductivos, optimizando la eficacia de tus trabajadores.

– Ayuda a reforzar las actitudes positivas de tus empleados y a corregir las negativas.

– Al mejorar el rendimiento gracias a las valoraciones que obtienen por tu parte, tus empleados aumentarán su seguridad, confianza y autoestima.

– Al sentir que tanto tú como la empresa os preocupáis y tenéis en cuenta su trabajo, aumentará el compromiso y el sentimiento de pertenencia de los trabajadores.

¿Cómo puedes darles este feedback de manera que sirva para mejorar la relación entre empleados y jefe?

Antes de proceder a mantener una conversación con tus empleados deberás preparar un poco el terreno. Es importante preparar el momento y el lugar para que no puedan sentirse atacados, puesto que esa no será tu intención en absoluto.

Una vez establecido esto, deberás escuchar inicialmente al trabajador e, incluso, puedes pedirle una autoevaluación. Entender por qué actúa como lo hace y qué visión tiene de sí mismo y de su trabajo será clave para saber cómo hablarle.

Si necesitas decirle que ha hecho algo mal, céntrate en su actividad laboral y no en él. No es lo mismo que escuche, por ejemplo, que hay un retraso en su trabajo o que él mismo es muy lento. Si utilizas la segunda opción será más sencillo que se lo tome como personal.

No olvides remarcarle las cosas que sí está haciendo bien y cuáles son las que consideras sus fortalezas y cualidades y, sobre todo, establecer con él un plan de acción. Si hay cosas que necesita mejorar debes ayudarle a ello. Por supuesto, una vez hecho esto debes ocuparte de realizar un seguimiento para comprobar que se siguen los pasos marcados y que el empleado pueda sentirse arropado.

En definitiva, un feedback constructivo es una de las maneras más sencillas de mejorar tanto los resultados como la relación entre empleados y jefe. Si no sabes por dónde empezar, contáctanos y te ayudaremos.

imagen

El CEO como líder de la manada

El CEO como líder de la manada

El management o la técnica de dirección que apliques como CEO de tu empresa será determinante en los resultados, proyección y crecimiento de la compañía. Eres el líder de la manada, no lo olvides, por lo que es importante que estés bien preparado para liderar, gestionar y guiar al resto del equipo.

Claves del CEO y liderazgo

Como arquitecto de la organización, el CEO tiene que ser capaz de dibujar el futuro de la empresa, aprender de los errores que se cometan y cazar las oportunidades que se presenten.

1. Prudente

Un líder ha de ser lanzado, pero no puede perder de vista la prudencia. Como directivo, debes ser consciente de la responsabilidad que tienes sin que la misma sea un freno. De hecho, nos llama la atención el informe de KPMG, Global Female Leadres Outlook, en el que destacan que el 67 % de las directivas de nuestro país confían más en los datos que en su intuición.

Por tanto, aunque el optimismo te ayuda a avanzar y tu intuición siempre te ha sido de gran ayuda, es importante medir bien los riesgos y analizar los datos que te indican el camino a seguir.

2. Estratega

De la visión estratégica que tengas dependerán las acciones que implementes en tu empresa. Como CEO tienes la última palabra, aunque es importante que escuches con humildad al resto del equipo. Todos remáis en la misma dirección.

3. Promotor de la cultura organizacional

Las empresas están vivas. Su interior y su exterior tienen que estar en sintonía. Entre las claves del CEO y el liderazgo destaca la responsabilidad que tienes como líder. Has de ser garante de los valores de la compañía, adaptarte al cambio cuando sea necesario y promover el cambio cultural en la compañía.

4. Comunicación

La comunicación está en la base de todas las relaciones, de manera que como líder es necesario comunicar y trasladar con eficiencia cada una de tus indicaciones, opiniones o puntos de vista. De la misma forma, también precisas mantener una escucha activa y desarrollar una actitud empática con los públicos de tu empresa para ganarte su confianza.

5. Mentoría

Al igual que tú has tenido tu mentor, es importante que ejerzas la mentoría sobre otros miembros de la organización para que todos reméis en la misma dirección. Para ello, has de ser capaz de detectar otros líderes en tu empresa que sean capaces de liderar sus propios equipos acorde a la cultura organizacional y la estrategia planteada.

6. Conocimiento

Como CEO no necesitas estar especializado en todas las áreas en las que trabajas en tu empresa, pero sí que tienes que conocer bien el sector en el que se desarrolla la actividad y, por supuesto, saber analizar cifras económicas y financieras.

La formación en una escuela de negocios

¿El líder nace o se hace? La eterna pregunta. Es verdad que hay directivos con una personalidad carismática nata, pero hay otros muchos que la tienen porque la han trabajado. La formación en una escuela de negocios te ayudará a desarrollar técnicas de management que fortalezcan tu liderazgo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies