Para que exista un cambio se debe dar antes una experiencia. Esto es un hecho, y es la base del learning by doing, un novedoso método de aprendizaje finlandés que puede utilizarse en cualquier ámbito y que, como podemos ver en La Vanguardia, ya ha comenzado a implementarse en España. Hoy queremos hablarte concretamente de este método en el ámbito empresarial.

Qué es la formación experiencial

La formación experiencial o el learning by doing es la máxima expresión de un aprendizaje eficaz. Seguro que en más de un momento de tu vida has sido consciente de que te resultaba más sencillo asimilar lo que ponías en práctica que lo que te enseñaban de manera únicamente teórica. Probablemente, en el colegio disfrutases enormemente de las clases prácticas de educación física y aborrecieses las teóricas. ¿Cómo puede ser el fútbol tan difícil y aburrido explicado sobre un papel?

Pues estos mismos pensamientos han llegado al mundo empresarial y pedagógico, y se ha llegado a la conclusión de que la manera de desarrollar las diferentes habilidades que necesitas para un puesto de trabajo concreto es, simplemente, llevándolas a cabo. Si nadie aprende a montar en bicicleta, a esquiar o a nadar de manera teórica, ¿por qué iba a funcionar este sistema en el mundo laboral?

Formación experiencial en empresas

Este mismo año, algunos jóvenes investigadores tuvieron la posibilidad de participar en un Workshop en Emprendimiento organizado por el CISE (Centro Internacional Santander Emprendimiento). En él, según cuenta también La Vanguardia, se valieron de la metodología del learning by doing para adquirir estas competencias.

Ten en cuenta que básicamente el aprendizaje es un proceso voluntario y que se basa en dos cosas, en primer lugar en la iniciativa personal y en segundo en los sistemas prueba-error. ¿Por qué funciona entonces el método del learning by doing? Porque sigue este patrón.

Primero es necesario que te fijes una meta. Esto genera unas expectativas que deseas alcanzar a través del plan de acción que has trazado a partir de experiencias anteriores. En caso de que este plan falle, necesitas explicarte por qué, así que realizas un proceso de reflexión que te lleva a modificar algún concepto que creías comprender pero que no era así. De esta manera modificas el plan y lo intentas de nuevo.

Al llevar a cabo tú todo este proceso, es mucho más sencillo que lo recuerdes.

Algunos ejemplos

Empresas como Starbucks, 3M o Correos ya han integrado este tipo de formación basada en las experiencias en sus equipos de trabajo. En Starbucks, por ejemplo, utilizan esta metodología para trasladar a sus empleados tanto la formación especifica como la manera de transmitir esa simpatía y felicidad, características de la cadena, a sus clientes.

¿Cómo lo hacen? Simplemente imparten una pequeña formación en un aula y posteriormente en el puesto de trabajo a desempeñar, en el que estarán acompañados de un formador interno. De esta manera comienzan su andadura con un empleado de referencia que les asesora y ayuda en todo momento.

Si tú también quieres comenzar a implementar este learning by doing o quieres hacer algún ejercicio de team building en Sevilla, en Conkistadores estamos para ayudarte.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies