El intraemprendimiento es la capacidad de emprender en el seno de una empresa ya existente. Se trata de reformular el modelo de negocio de una manera novedosa gracias a las nuevas ideas aportadas por las personas que conforman la plantilla.

El objetivo es no quedarse atrás en la carrera actual que viven las empresas para mantenerse a la cabeza en un mercado cada vez más global y accesible, como fue el caso de Blockbaster. Las grandes empresas se han dado cuenta y comienzan a dar pasos para implantar este modelo en las mismas.

Las claves del emprendimiento corporativo

Para implantar este tipo de programas de emprendimiento corporativo en la empresa es imprescindible cambiar ciertos hábitos en el interior de la misma. Apoyarse en personal especializado como el de Conkistadores permite una mejor implantación de este proyecto. Pero como adelanto estas son algunas de las claves:

Todos los trabajadores pueden ser emprendedores

No debes confundir a los mejores trabajadores o los más cualificados con los más aptos para tener las nuevas ideas. Cualquiera que conozca la organización puede tenerlas. Por ello, es importante que todos los empleados se sientan partícipes del proyecto.

La mejor idea puede venir de quien menos te lo esperas. Además, recuerda que no tiene que ser un nuevo producto. Una nueva visión del mercado o la reducción de coste puede resultar igual de rentable y ayudar a la empresa a reinventarse.

Un proyecto es igual a una oportunidad y un presupuesto

Cada proyecto nuevo que nace del seno de la empresa es una oportunidad para mejorar. Por ello, se deben tratar a todos ellos por igual. El análisis a realizar y el presupuesto destinado a cada uno debe ser totalmente independiente.

La velocidad en la toma de decisiones es clave

Cuando surge una idea viable se debe poner en marcha de manera rápida y eficiente. La burocracia interna de las empresas no debe frenar las ganas de la persona de la que surge la idea.

Eliminar este tipo de barreras permite que los empleados se sientan más a gusto a la hora de presentar sus propuestas. Este punto, sin duda, es uno de los aspectos más importantes a mejorar para conseguir aumentar esta faceta dentro de la empresa.

Las oportunidades las decide el mercado

Las decisiones sobre la viabilidad de los diferentes proyectos deben tomarse en función de las necesidades del mercado. Que parezca que no se adaptan a la empresa no debe ser un impedimento, si es una demanda del mercado deberás adaptarte a ella.

Los intraemprededores necesitan tiempo para el proyecto

Darle espacio y tiempo a los trabajadores para el desarrollo de la idea es una parte fundamental para conseguir que el proyecto tenga el éxito esperado. Invierte y obtendrás resultados.

El éxito alarga la vida de la empresa

Diferentes informes como el de la Uuniversidad de Deusto avalan esta práctica que permite mejorar la longevidad de las empresas. El intraemprendimiento permite la aparición de startups dentro de la propia empresa, como ha demostrado BBVA o Telefónica con Muno, Trustu o Mr Looquer. Sin duda la inversión en el cambio de mentalidad merece la pena.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies